Tratamiento de la disfagia

Una evaluación puede ayudar a que su proveedor de atención médica determine la causa de su dificultad para tragar. Esta afección se denomina disfagia. Dicha evaluación puede incluir su historia clínica y algunas pruebas especiales. El proveedor hará un plan de tratamiento basándose en los resultados de la evaluación. Es posible que deba tomar medicamentos. En algunos casos, el proveedor puede sugerir un procedimiento para alargar o ensanchar el esófago (dilatación esofágica). También es posible que su proveedor le recomiende una operación.

Qué puede hacer

Para facilitar el control de la disfagia, siga un plan de tratamiento. Tome todos los medicamentos según le hayan indicado. También puede ayudar a reducir los síntomas teniendo cuidado con los alimentos que come y la manera en la que los ingiere.

Medicamentos

Es posible que necesite medicamentos que realizan lo siguiente:

  • Neutralizan o reducen los ácidos del estómago.

  • Controlan los espasmos del esófago.

  • Tratan un trastorno alérgico del esófago que provoque el problema.

  • Se inyectan en el esófago para ayudar a aliviar los síntomas.

Dilatación esofágica

La dilatación es un procedimiento que el proveedor puede utilizar para ensanchar el esófago. Suele hacerse cuando la causa de la disfagia es un estrechamiento o reducción del tamaño del esófago. Existen varias maneras en las que el proveedor puede ensanchar el esófago, y puede conversar sobre ellas con usted.

Consejos para comer

  • Coma despacio y en un entorno relajado.

  • No hable mientras come.

  • Tome bocados pequeños. Mastique despacio y completamente.

  • Siéntese derecho durante las comidas y después de ellas.

  • Pregunte al proveedor si hay algún tipo de dieta especial que pueda ayudarlo, como por ejemplo una dieta líquida.

  • Si tiene dificultad para tragar alimentos sólidos, puede utilizar una licuadora para hacerlos puré.

  • Espese los líquidos con leche, jugo, caldo, o féculas para que le resulte más fácil tragarlos.

Hombre y mujer en la cocina poniendo fruta en la licuadora.
Licúe los alimentos para que sean más fáciles de comer.

El proveedor de atención médica puede sugerirle que vaya a una consulta con un terapeuta ocupacional o del lenguaje. Estos especialistas en disfagia pueden aconsejarle ciertos ejercicios y medidas para mejorar su problema.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.